Zahara de los Atunes

Las playas y el viento

Tarifa tiene una de las mayores extensiones de playas de todo Cádiz ; 37,8 Km de playas arenosas y poco profundas, sus aguas son transparentes y fruto de la confluencia de un océano, como es el Atlántico, con un mar , el Mediterráneo. La diferencia no se queda sólo en el tamaño, se pone de manifiesto sobre todo en las corrientes, en los vientos y, de manera especial para el observador de tierra, en las mareas. Los siglos han cooperado, es decir, el tiempo; por encima de todo constituye la base de la erosión. Y a esta erosión ha colaborado sin duda los dos vientos por antonomasía de Cádiz, y en especial de Tarifa, el que sopla desde el oeste -antiguo favonio-, cuyo soplo es más suave, llamado poniente, y el que procede de Africa -noto o austro-, caliente y turbulento del sur, conocido como levante. De ahí el "chascarrillo" de la ciudad "...la mare que parió al levante y la mare que parió al poniente". Sin embargo, lo que a veces, parece molesto, puede dar en positivo, ya que puede proporcionar ventajas como la de combatir eficazmente la humedad en la costa, ó el hecho de que el despliegue de este viento seco y caluroso, que también suele calentar la tierra y enfriar el agua, consiga un clima con una media anual de 17,6ºC. 


Además, en su alternancia con el poniente, de carácter opuesto, se produce un régimen de brisas en todas sus playas que ha hecho posible el aprovechamiento de la energía eólica y convertido la zona en el paraiso de deportes tan en boga como el windsurf y el kitesurf. 
Clasificaremos las playas de Tarifa por su proximidad, así las más cercanas al pueblo son:
Playa Chica, Los Lances, Valdevaqueros y Punta Paloma.


Mención aparte son las playas de Bolonia y de Altanterra, más alejadas .