Zahara de los Atunes

Turismo en Tailandia: las famosas ladyboys

Hoy os hablaremos de un turismo muy diferente al que hay en andalucía, pero no menos atractivo siempre y cuando te guste experimentar cosas nuevas y por supuesto estar con chicas guapas. Nos estamos refiriendo al turismo en Tailandia con las famosas "Ladyboys".

Una gran parte de los distritos de luz roja en Tailandia tienen un encanto singular y esto se atribuye a la disponibilidad que hay siempre en la urbe de ladyboys de Tailandia en la industria del turismo sexual en el país. Sin duda el negocio es realmente bueno. Puedes elegir entre transexuales post-ops (sin pene) o bien pre-ops (con pene) ya que en Bangkok es el sitio ideal para buscar a una transexual, de hecho es muy simple de hallar rameras ladyboys o travestis que trabajan las calles. Ellas asimismo trabajan con independencia de los bares del hotel, de hecho puedes conectar con ellas profundamente y llevártela a un hotel o a un bar de copas si quieres.

Además, hay agencias dedicadas a la escolta de las travestís, y las "chicas" tienen una extensa gama de servicios de guía de viajes para servicios sexuales que incluyen prácticamente cualquier cosa que se te ocurra.  Si pensáis que son guapas las travestis asiáticas que veis en los videos de porno gay y transexual, no os imagináis la de preciosidades que hay en Tailandia... En la actualidad, las barras de los bares en la ciudad de Bangkok están repletas de clientes extranjeros que solicitan los servicios de estas morbosas transexuales e incluso puedes perdir servicios sexuales a una go-go de las que bailan allí o simplemente un baile erótico.

En tailandés, las ladyboys se llaman "Katoeys" sin tener en cuenta si tienen su herramienta íntegra o no. En Tailandia, las Katoeys son consideradas como el tercer género y son extensamente admitidas en todas y cada una de las facetas de la cultura tailandesa y de la vida cotidiana. Cualquier tailandés en la ciudad de Bangkok o de cualquier otra gran urbe, como Pattaya y Chiang Mai, se habrán acostado con una katoey al menos una vez en su vida. 

En Bangkok es muy rápido conectar con un travestí en un periodo corto de tiempo y es que estas travestis se muestran cariñosas y afectuosas con los clientes, saben perfectamente lo que ellos buscan y consiguen seducirlos rápidamente. Cualquiera que esté interesado en tener con una ladyboy tailandesa por vez primera se sentiría tímido, pero hay dos cosas que pueden hacer para superar ese temor. Primeramente hay que relajarse porque las operadas son íntegramente; tienen unos cuerpos femeninos de escándalo, besan como mujeres, hacen el amor como cualquier chica y usan perfumes muy femeninos. Luego debes pensar que estás en un día de celebración y que realmente no importa lo que piensen el resto de ti, simplemente déjate llevar y no pienses que te vas a ir a la cama con un travesti, es más, cuando la veas desnudas se te han a olvidar todos los prejuicios que tenías sobre ellas.

Todo tipo de género de turistas visitan estas barras: hombres heterosexuales, hombres homosexuales, hombres bisexuales e incluso chicas. Si bien, evidentemente, la mayor parte de los clientes de estos bares solo quieren experimentar lo que se siente en compañía de travestís o bien son sencillamente curiosos. Saliendo con un travestí en Tailandia puedes ser el centro de las miradas, pero no porque esté mal visto, sino porque seguramente esas personas tienen envidia porque saben que en cuestión de minutos le estarás haciendo el amor a esa jovencita tan guapa....