Zahara de los Atunes

Primer contacto con las trans de Girona

Tenía pendiente una visita a Girona, soy un gran amante de las chicas trans y según me habían comentado la belleza de las chicas de esta zona era impresionante, por lo tanto era hora de comprobarlo en persona.

La costa brava siempre me había llamado la atención ya que sus playas son maravillosas y sus gentes muy acogedoras, pero nunca había tenido la oportunidad de viajar hasta allí. En cuanto puse un pie en esta maravillosa ciudad tuve una sensación indescriptible porque su olor a mar me transportaba a sitios maravillosos, supe enseguida que volvería a aquella ciudad y eso que aún no la había visto.

Mi primera cita fue en un conocido local donde decían que habían una mujeres del tercer sexo de bandera y en cuanto entré descubrí que decían la verdad, ni el mejor porno con travestis que he visto en webs de tubes superaba aquello y encima tenía una semana por delante para hacer lo que quisiera. Las chicas eran cariñosas, abiertas, preciosas y sobretodo tenían unos cuerpos impresionantes. Muchas de ellas no eran Españolas, sin embargo hablaban el Español fluidamente y eso es algo digno de valorar porque no solo quieres tener sexo con ellas, también te gusta charlas con ellas porque hay que recordar que a veces las prostitutas también son las psicólogas de los hombres.

La verdad es que me encantaba el rollo amateur que había allí porque no me gustan las cosas prefabricadas, me explico, aquellas chicas eran super cercanas y se notaba que no iban a sacarme el dinero, en la mayoría de los clubs hablan lo justo, te sacan un montón de copas para hacer más caja y después del polvo ya no quieren saber nada de ti, pero este lugar era completamente diferente y el tiempo transcurría muy lento, cosa rara porque cuando estás de vacaciones es muy rápido y pasa volando.

No sé, me sentía querido por esas mujeres y la sensación me encantaba porque más bien soy como se suele decir un lobo solitario, por lo tanto no me dolió gastarme una considerable suma de dinero durante aquella semana porque ha sido el mejor gastado de toda mi vida.

Así estuve regentando clubs de alternes de travestis guapas mientras lo alternava yendo a la playa para coger color, donde yo vivo no hay costa y tenía que volver a casa triunfante y al menos dar la sensación de que había estado de vacaciones, no fornicando como un conejo con prostitutas :P.

Por mi parte nada más que decir, solo que si las chicas del tercer sexo son vuestra debilidad ni os lo penséis amigos, Girona es el paraíso y os podrán ofrecer todo aquello que ansiáis y que no os lo pueden ver los videos de sexo.